Luego de presentar oficialmente "Destinología" con tres Luna Park agotados, el grupo de rock-pop se prepara para un nuevo desafío. La llegada del reconocido festival trajo consigo una noticia con grandes repercusiones: según la grilla, Tan Bionica sería el encargado de cerrar el escenario principal.

Con motivo del show, tuvimos el placer de hablar con Diego Lichtensein (baterista y programador) acerca de la actualidad del grupo, el reconocimiento a nivel masivo (y lo que conlleva) y algunas otras cosas del tintero.

MD: A grandes rasgos, ¿cómo se preparan para el Quilmes Rock? 
D: Es un hecho muy importante en nuestra carrera. Tocamos por primera vez en el 2004, pero por una política de la banda decidimos no presentarnos por mucho tiempo: no nos copaba que nos pongan a las tres de la tarde casi a puerta cerrada, incluso que tu público pague una entrada muy cara por un show corto. Queríamos tocar cuando tuviéramos el peso como para estar en un lugar principal. Tratamos de hacer pasos cortos pero sólidos, así como cuando presentamos “Obsesionario” en La Trastienda, después de varios conciertos, lo terminamos despidiendo en el Luna Park. No va a ser un show más de la gira, va a ser un antes y un después. Queremos que sea un recital épico, de esos que la gente después se acuerda y comenta.

MD: Si bien estuvieron mucho tiempo en el under, ¿cómo vivieron la transición de pegar un salto mas bien repentino?
D: Nosotros no lo sentimos así porque creo que hicimos todo lo que había que hacer. Sí en un momento la realidad empezó a superar lo que pensábamos, por ejemplo, agregar fechas porque se agotaban las entradas con poca publicidad. Tuvo mucho que ver la gente, sonar en las radios, y estar en canales de tele. Además, había un vacío grande en lo que es la música nacional y las bandas; somos de una nueva generación y un poco había que renovar. Habrá sido rápido pero no nos dimos cuenta... salió natural. Somos conscientes de que todo fue fruto del trabajo y del esfuerzo. A pesar de que estos doce años  fueron vertiginosos estamos preparados, no es que nos la creímos. 

MD: ¿Analizaron en algún momento cómo sería la trayectoria del grupo mientras llegaban a la masividad?
D: Pensamos los pasos bastante cortos: ahora es el festival y aunque para el verano todavía no sabemos mucho, no nos rompemos la cabeza con eso. Vivimos bastante el día a día, proyectamos y si, nos faltan muchas cosas como por ejemplo, girar por Latinoamérica. La idea a futuro es salir a tocar al resto del continente, que viene pasando algo similar que en Argentina con el tema de las bandas.

MD: ¿Cuáles fueron las bandas que en su momento los influenciaron a la hora de componer?
D: Arrancamos como una banda de rock, hasta con cimientos de punk. Después nos fuimos amigando con el pop y la electrónica, así que son innumerables las influencias. De acá nos gusta como compone Fito Páez, admiramos mucho la carrera de Soda Stereo y más allá de eso, todo lo que construyeron y lo bien que nos dejaron en otros países… Están también los grupos de afuera con los que nos criamos: desde Los Ramones y The Clash, hasta The Killers y Muse.

MD: ¿De dónde surgió la idea de grabar “Queso Ruso” (cover de Los Redonditos de Ricota)?
D: La verdad que siempre nos gustaron y en esa época no teníamos nadie que nos diga nada, así que nos mandamos. Justo se habían cumplido quince años de “La mosca y la sopa”, entonces empezamos a ensayarlo. Es una versión un poco renovada del tema y habrá fundamentalistas que no les gustará, pero nos pareció que era el momento de modernizarla. 

MD: ¿Les llegó algún tipo de crítica de los músicos? ¿Cómo conviven con los comentarios de quienes intentan encuadrarlos en un estilo?
D: Sabemos que el Indio Solari la escuchó porque le hicimos llegar un disco y no dijo nada bueno (risas), pero tampoco malo, como si los ricoteros. No tenemos nada en contra de nadie aunque en Argentina se suele ‘futbolizar’ todo y siempre tiene que haber un rival. Recibimos críticas pero creo que tienen que ver con la exposición y con el lugar que ocupamos en la escena: si bien el Quilmes Rock se llama así, tocamos nosotros que hacemos pop… toca Blur y nadie dice nada. Hay unas ganas de hablar de Tan Bionica que nos encanta, nos re copa y significa que algo está pasando. Cambió mucho lo que es el rock y acá tenemos el problema de que hay un montón de tarados. No tiene que ver con el género sino con la cultura.


MD: ¿Cómo fue tener a Osky y Pepe de Bersuit como productores?
D: Ellos tienen una sabiduría enorme. La verdad que de ellos queríamos rescatar la experiencia que tienen de viajar y de grabar con Santaolalla, por ejemplo. En realidad fue una co-producción, algo en conjunto: se generó que ellos absorbieron lo que es más tecnológico porque somos como bichos de laboratorio. Dejamos entrar esas cosas bersuiteras como los coros, algunas bases y guitarras. En ese sentido fue un gran ida y vuelta.

MD: Musicalmente, ¿Qué diferencias encuentran entre “Destinología” y los discos anteriores?
D: Con el tiempo aprendimos a tocar y fuimos delineando un estilo que nos sale así, no es que nos esforzamos mucho. Formamos una identidad: escuchás que empieza un tema y por más que no arrancó la voz de Chano, ya sabés que es Tan Bionica.  Creo que en “Destinología”, es el momento más alto de ese estilo. No sabemos si después va a cambiar porque es evolución. Siempre nos gusta estar a la vanguardia de lo que es el audio, los shows y la puesta en escena. Cada uno aprendió su rol y son cosas que nos da la experiencia.

MD: ¿Por qué creen que la gente los eligió?
D: Creo que lo más genuino es el mensaje, encontrar lo que quieren decir y no pueden. Las cosas que escribimos son historias comunes, dichas de una forma quizás más interesante pero son reales; no hablamos ni del cosmos ni de cuentos de hadas, sino de la chica de la esquina que no te da bola o de ausencias y desencuentros. También es clave el sonido porque siempre estamos investigando y viendo a qué bandas les va bien, dónde meten un teclado. Vinimos a generar un sonido fresco.

MD: ¿Qué planes tienen para después del festival?
D: Vamos a seguir completando el tour ya que nos quedan muy pocas provincias para lograr el federalismo que nos propusimos. Para el año que viene tenemos pensado algo grande, no sabemos bien qué, pero sí que los shows van a ser más espaciados… quizás tocar en algún estadio. También está el mundial así que se va a paralizar todo (risas): la gente y los medios van a tener la atención en otro lado. 

Tan Bionica se presenta el domingo 3 de noviembre en el marco del Quilmes Rock 2013, que tendrá lugar en la Ciudad del Rock (ex Parque de la Ciudad - Capital Federal). Las entradas se pueden conseguir a través de sistema Tuentrada.com a $160.



Nicolás Lopez Becerra


1 comentarios :

  1. Leo esa frase y digo "Tan bionica" hablando del rock?.. por favor chicos. Basta de caretaje, rock por suerte todavia existe y tenemos. ESTO NO, esto es puro marketing, para las minitas.

    ResponderEliminar

 
Top