Luego de festejar los 20 años a lo grande, el grupo rosarino Bulldog se presentó por primera vez en Capital Federal en lo que va del 2011. La banda integrada por Hernán "Mantu" Mantoani en voz y guitarra; Guillermo "Willy" Tagliarini en guitarra; Ramiro "Rata" España en el bajo y Adrián Gómez en la batería, aterrizó en Groove de Palermo como parte de la gira “Pogo, punk y sentimiento”, una gira que los llevará a presentarse en varias provincias del país.
Cerca de las 21:15, los cantitos del público “vamos los Bulldog” colmaron el boliche y el grupo irrumpió en el escenario con “Otra vez”. Con energía arrazadora de parte de la banda, sonaron “Entre el cielo y el infierno”, “Inmortalizar mi canto” y “Atacado”. Uno tras otro, los pogos de los fanáticos demostraban el entusiasmo y la fiesta que se estaba viviendo. “Gracias por haber venido. Esto es bien punro argentinó!”, dijo Mantu y dio el pie para tocar “Uno, dos, tres, a la mierda con todo”. Al olvidar la letra, bromeó aunque era muy cierto: “La memoria puede llegar a patinar”. Un saxofón anticipó “Mil años” y generó constantes mosh en un campo que no paraba de agitarse.
“Este es el nuevo Cemento”, señaló Willy haciendo referencia a Groove, y continuó: “El rock le ganó el espacio a la cumbia”.
A continuación, sonó el poderoso y rebelde “Antecedentes policiales”. En un show donde el punk rock hacía vibrar la noche, el primer invitado dio el presente: “Curly”, ex integrante de Sin Ley, apareció para sumar un voz e interpretar “Vamos a buscar”. Una letra más soñadora vino de la mano de “La vida”, que igualmente generó grandes pogos del público y al finalizar Mantu manifestó: “Gracias por la noche pedazos de yeguos”.
“Si no prendes la luz no veo que tema sigue!”, dijo Willy y Mantu le contestó entre risas: “Estamos chicatos y la gente nos cree jóvenes”. Inmediatamente sonaron “Antigil”, “El campo de los sueños” y “Crónicas”. Cabe destacar la actitud de las chicas: parecían superar la rebeldía en el campo, haciendo igual o incluso más mosh que los chicos. La sorpresas continuaban y no podía faltar un ir y venir en el repaso de los temas:“Mi amor, mi sol, mi perdición” y “Más y más”, lograron gran euforia de los fanáticos que esperaban temas viejos. Según Mantu, Rata no estaba de ánimo para cantar “Algún día”, pero la energía inagotable del público pudo con él.
Otro invitado de lujo apareció en el escenario: Fernando Rossi, bajista del grupo Flema, los acompañó en el bajo para tocar “Falsa identidad”. Desde el campo se escuchó el canto “Ricky no se murió, que se muera Mick Jagger la puta madre que lo parió”, por lo que Rossi lo defendió: “A Ricky le gustaba Mick Jagger. Que se mueran los malos!”. Luego del aplauso de la gente, “Más que diez”, un clásico de hace años los volvió a poner en movimiento con un gran descontrol.
La noche continuaba ruidosa en Palermo, aunque se acercaba su final. Para dar broche de oro al show, los músicos de Rey o Reinas se subieron al escenario y todos juntos tocaron “Morirás Nacerás” de Los Violadores y “I believe in Miracles” del mítico conjunto de punk Los Ramones. La fiesta en el campo no se detenía y siguió acompañado del ska “Fatal destino”. “Bulldog anuncia la salida del vuelo 666”, anticipó Mantu antes de tocar “Ángel de la muerte” y “Argentina vencerá”.
Y como todo tiene un final, cerca de las 23:30, el tema “Piu Avanti” coronó la noche y los seguidores dieron por fin un respiro luego de más de dos horas de un show muy potente y en el que el punk-rock, estuvo servido en bandeja. Bulldog sigue creciendo cada vez más como grupo y lo demuestra en cada recital en el que dejan toda su energía, igual que como lo hacían hace 20 años.

Crónica y fotos: Nicolás Lopez Becerra

1 comentarios :

  1. la verdad fue un show tremendooo gracias perro por entregar todo al publiko y gracias por q al fin alguien reconoce a las chikas q somos muchas las q seguimos al perro y siempre estamos presentes

    ResponderEliminar

 
Top