Es un título fácil de elegir cuando uno termina de ver una presentación de Divididos. El show del 30 de Mayo en la Trastienda fue de este tipo.
En un ambiente casi familiar, arrancaron con un tema nuevo: "Muerto a laburar". Unos acordes suaves, solo la guitarra y Ricardo Mollo (guitarra) cantando, hasta que se acoplaron de manera agresiva y poderosa Diego Arnedo (Bajo) y Catriel Ciavarella (Batería). Luego le siguieron "La Ñapi de Mama", "Ay,que Dios boludo" y "Casi Estatua", como para reafirmar el comienzo. También hicieron sonar "Vida de Topo" y "Despiertate Nena".
Hubo un ‘’mini’’ acústico, Mollo y Arnedo con guitarras criollas y de 12 cuerdas, tocaron "Vengo del placard de otro", "Pepe Lui" y "El burrito". Catriel aprovechó a recargar municiones y cambió el tambor, que le duró 6 temas.
Volvieron a enchufarse, Mollo se colgó una Gibson Les Paul impecable, y salieron con "Brillo triste de un canchero", tema que sonó igual al disco de estudio. Siguieron con "Spaghetti del rock", a un tiempo apenas más acelerado, que junto con el sonido espectacular, le dió un toque más de rock. Culminó esta seguidilla con "Par Mil".
Cambiando nuevamente de guitarra y bajo, con una postura mucho mas rockera que, al principio, comenzaron a improvisar un rato, para quienes nunca vieron a Divididos en escena no tienen idea de lo que se pierden. Dentro de esta creación repentina de acordes, se filtraba el groove de "Sábado", y dicho y hecho este tema sonó a todo trapo. La onda funky la continuaron con "Cabeza de Maceta" y "Salir a Comprar". Un nuevo cambio de bajo, y "Cajita Musical" como si fuera poco. A esta altura, ya no se sabía que mas esperar del power trio del Oeste, pero dispararon otra bomba: "Salir a Asustar".
Los músicos se despedían al grito de “Otra, otra,…!!”, y con un gesto algo democrático ofrecieron tocar "Paraguay" y "Ala Delta", enganchados ambos. Cuando parecía que se iban, largaron el famoso "Popurri de Sumo". Mollo se despidió amablemente de su público, pero Arnedo y Catriel se quedaron improvisando un poco. Se podría decir que le dieron el tiro de gracia con esto, algo realmente increíble.
¿Qué es lo que uno se lleva después de ver a Divididos? Asombro y desorientación. Hay bandas que graban su disco en estudio y luego en vivo decepcionan, mantienen el nivel o lo superan ampliamente. Divididos es una de estas que en vivo exceden todas las expectativas y más. No se puede entender de donde Catriel saca fuerzas para tocar de esa manera. De más esta destacar la soberbia actuación de Ricardo Mollo y Diego Arnedo, ambos de larga trayectoria. La ecuación acá es simple: excelentes músicos = excelente show.

Ignacio Martinez

1 comentarios :

  1. Muy bueno el título y el artículo...coincido absolutamente, sobre todo en lo de "se exceden en vivo" (son unas bestias estos muchachos) y muy de acuerdo con la ecuación...


    yyy de ellos ni hablar...

    "LA APLANDORAAA DEL ROCK AND ROLL ES DIVIDIDOS LA P... Q LO PARIÓ"



    Brunito (allegado a los midrockguenses, jejejej)

    ResponderEliminar

 
Top